Logo
Imprimir esta página

De aquella utopía a la realidad

De aquella utopía a la realidad
0
0
0
s2smodern

 

Escrito de opinión publicado por Diario La Rioja el 4 de mayo de 2020

RAÚL VILLOSLADA SÁEZ, Bombero forestal y delegado del Comité de Empresa de la CAR por FeSP

Quién nos iba a decir que después de 29 años realizando labores de prevención, combate y extinción de incendios forestales, así como colaborando en las contingencias en el medio rural y forestal, nos iba a tocar volcarnos junto con el resto de recursos de emergencias de la Comunidad Autónoma de la Rioja en la lucha contra el COVID-19.

Hoy, Día internacional del Bombero Forestal, es cuando parece que ya empezamos a ver la luz tras más de 40 días sin otro objetivo que el de poder acabar con este virus. Hoy recordamos a todos esos compañeros que nos han dejado durante el combate contra el fuego, y a los que este nuevo virus se ha llevado.

Las dotaciones de bomberos forestales del Gobierno de La Rioja hemos colaborado realizando labores de desinfección en la mayoría de municipios de la geografía riojana, siguiendo las recomendaciones del gestor de la emergencia, incidiendo con más energía en aquellas zonas donde había más casos confirmados y sin bajar la guardia donde no los había. Residencias de ancianos, centros de salud, supermercados, farmacias… Lugares donde el contacto podía ser mayor, nuestro trabajo era aún más efectivo.  Todo esto sin perder de vista nuestros montes, atentos por si salía un humo.

Con los vehículos de primera intervención (pick-up) y con las mochilas de extinción de incendios forestales, municipio a municipio han pasado las dotaciones de Ezcaray, Santurde, San Millán, Anguiano, Villavelayo, Villoslada, Ortigosa, Torrecilla, San Román, Murillo y las dos de Cornago, repitiendo secuencialmente los mismos municipios que les habían sido adjudicados por el gestor de la emergencia.

Desde el pasado 22 de abril, poco a poco las diferentes dotaciones hemos vuelto a las labores más propias, las de prevención y extinción de incendios forestales. En una campaña en la que la vegetación fina ha tenido muy buen crecimiento, las temperaturas nos pueden provocar un verano difícil para el cual tenemos que preparar lo mejor posible los montes de La Rioja, sus zonas cortafuegos, fajas auxiliares, sendas y caminos así como rellenar la falta de personal que tanto venimos reclamando desde el Comité de Empresa. Actualmente, las dotaciones deberían ser de 7 bomberos forestales, pero cuentan con 5 solamente, provocando que el ritmo de ejecución de los trabajos sea más lento que con la dotación al completo.

Si en el 2017, y tras el gran trabajo de la Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT en las calles, conseguimos el reconocimiento del grupo profesional de bomberos forestales, hoy hemos visto cómo lo que defendimos junto a los compañeros no era una utopía, sino que era una apuesta de futuro en La Rioja y en el resto de comunidades autónomas en las que hemos trabajado contra el COVID-19.

Este personal, que desempeña sus funciones repartido por toda la geografía de La Rioja, da cobertura y afianza el empleo en las zonas rurales y en las más despobladas de nuestra comunidad, dando apoyo en las contingencias, búsquedas, rescates, desprendimientos o inundaciones al resto de recursos, y siempre que desde SOS Rioja sean movilizados.

No dejamos de reivindicar que este colectivo sigue siendo deficitario en formación. No se ha hecho nada en relación a la formación que desde este sindicato exigimos. Una formación acorde a las competencias que marca la cualificación profesional SEA595_2 (Operaciones de vigilancia y extinción de incendios forestales y apoyo a contingencias en el medio natural y rural).

Hay que recordar que, arrastrado por el anterior Gobierno, este nuevo Ejecutivo tiene pendiente sentarse con este colectivo que, antes de esta pandemia, ya avisó con movilizarse si no se dignaban a negociar aquella mesa técnica que se ve tan lejana y a la vez es tan necesaria, tanto por la seguridad de los bomberos forestales en sus labores como por una rápida respuesta ante la aparición de una emergencia.

Conscientes somos de que en estos tiempos, como personal de emergencias, lo que nos va a tocar va a ser arrimar el hombro, como siempre hemos hecho, junto con todos los riojanos y riojanas para sacar adelante nuestra región, pero confiamos que desde este Gobierno se nos valore y se nos tenga en cuenta.

No me cabe más que dar un gran aplauso a las doce dotaciones de bomberos forestales que trabajan los 365 días del año en nuestra Comunidad Autónoma, igual a los que estos días han recibido por las calles de los municipios.

Feliz día a la familia de bomberos forestales, sin  olvidarnos de ese estatuto básico ni de los coeficientes reductores de la edad de jubilación que posibiliten mejoras muy necesarias en una familia que ronda los 30.000 trabajadores en nuestro país.

UGT.es | Aviso Legal | Contacto
@FeSP-UGT 2018